El banco en números rojos


La salud es un ser sin importancia, una nebulosa de posesiones, una abstracción metida en el banco cuando una es una criaja y la abuela regaña por difamar el buen nombre de la salud con un "Bah" ignorante cuando se habla de ella.

-Yo pido dinero y una casa grande con perros. La salud no importa -dice la niña con mejillas redondas e inmunes todavía al aplastamiento de los años.

Y la abuela frunce esa piel enfurruñada ya, porque no hay manera de planchar sus enfados que han quedado como estatuas en su rostro.

Después, como es normal, los años pasan. Y la salud va adquiriendo forma, y el banco empieza a perder el crédito que tenía cuando todo esto empezó: la vida.


Nota: ando bien de salud, (es una reflexión) y todos los míos (nuestros) también, que no se alarme la hermana en el otro continente.

Comentarios

tootels ha dicho que…
la ambiciones de una en lucha con el conservadurismo y experiencia de la otra que ve cómo se desmoronarán y varirán los sueños de la pequeña...
Félix ha dicho que…
El punto de mira va cambiando con la edad, que nadie se extrañe, lo mismo que según el momento, tenemos ansia de dinero cuando el banco nos anuncia los números rojos o de salud cuando nos sobra el dinero y nos ataca la gripe.

Que todo te vaya bien.

Entradas populares de este blog

Js España o El eunuco, el pastor alemán o el bosquimano mental versus la mujer

LA COMBINACIÓN PERFECTA

¿Alguien lo vio?