BLOGUZZ-9e34e9ad80

Requerimientos de Bloguzz me obligan a publicar esta entrada con semejante título. Aprovecho para saludar a la audiencia despistada que el azar desliza hasta este blog.

Sigo escribiendo, pero en el mundo real. En ése en el que tengo un cuerpo, un marido y un perro atigrado con ínfulas de oso hibernando. 

Sin novedad en el frente editorial, pero es que tengo el orgullo malherido y aguardo a que sanen mis heridas para volver al campo de batalla.

Bah, esta entrada tenía su razón de ser: bloguzz. Vuelvo a mi hospital a que las enfermeras inspiración y trabajo me sanen como a un Hemingway.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Js España o El eunuco, el pastor alemán o el bosquimano mental versus la mujer

¿Alguien lo vio?

LA COMBINACIÓN PERFECTA