No estás en la lista

Muchas distopías están subiendo últimamente a escena. Una especie de apuntador las organiza para que hagan su entrada triunfal, sobre todo las que hablan de pandemias y apocalípsis víricos. 

Algunas de las que pertenecen a ese género hace tiempo que abandonaron los estantes de las librerías dedicadas a las distopías y han ascendido a realidad apabullante. Los galones se los concedieron en China. Al resto del mundo nos ha tocado transigir. ¡Qué se le va a hacer! 

Pero a Guillermo Baeza eso le importa un carajo y pasea con su boca a la intemperie, sin la tienda de campaña de la FPP2, ni siquiera la higiénica. Nada. Sus labios y nariz permanecen al raso aunque las miradas le atosigan. Nadie quiere decirlo, pero todas se mueren por endilgarle la mascarilla, pero no hay nada que hacer. Baeza no se enmienda y sortea el vendaval de miradas airadas con la convicción de los suididas. Sí, ha decidido morir y por eso le ha puesto la alfombra roja al bicho. Quiere que acceda a su morada, así que nariz y boca se apresuran a buscarlo.

Pero Guillermo Baeza lleva meses así pero el bicho no se digna a reclamarlo. Baeza ha puesto rumbo a las ciudades más enfermas, ha rondado los bares, se ha apoltronado en los espacios cerrados y mal aireados durante horas e incluso anduvo entre discotecas a sus 60 y muchos años. No obstante, el virus pasó de largo. El buen hombre no está en la lista. No hay forma. La muerte tiene sus normas y no hay manera de colarse en la fila. 

Así que Baeza saca algo del bolsillo. Es la ansiada mascarilla. Se la coloca. Ha decidido esperar pacientemente a que alguien ponga su nombre en la lista.

Comentarios

Socretino ha dicho que…
Magnífico. Yo soy como Guillermo. En cuanto supe que no estaba obligado a su uso "personas con dificultades respiratorias", le pedí a mi médico de cabecera que me hiciera un certificado en el que explicara mi asma crónica. Por supuesto, mantengo la distancia de 2 metros y me la pongo cuando entro en un sitio cerrado, pero al aire libre mi nariz, mis labios y mi barba se mecen libremente. Llevo así desde el principio y tampoco estoy en la lista.
Ana ha dicho que…
En algún sitio leí que la vida no te da lo que quieres sino lo que necesitas. Es posible que a Baeza le falta algo por hacer antes de partir hacia ese viaje desconocido.
Me ha gustado mucho tu entrada. Un saludo.
Ana ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana Durá Gómez ha dicho que…
Hola, Ana. Gracias por pasarte.
Respecto a lo que comentas en otro post, se trata de las votaciones del concurso de blogs de 20Minutos. Ha llovido mucho desde aquello: ¡2006!

Un saludo.
Ana Durá Gómez ha dicho que…
Socretino, me parece fantástico que no estés en la lista. Cuídate mucho.

Entradas populares de este blog

LA COMBINACIÓN PERFECTA

Dostoievski despanzurrado

LA VENA QUIJOTESCA