Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2020

La cartilla de Mafalda

Imagen
  Hoy homenajeo al gran Quino con una entrada que publiqué en su día y que rescato:   Vuelve a pasar y a repasar la calle con sus pasos. Después entra en el cajero. Le da la papilla a la máquina , bien masticada, abierta por la página correcta, y deseando saber si por fin ha cobrado.   – No hay anotaciones pendientes –enuncia ella en su reluciente barriga electrónica. De modo que sigue a cero, hueca, si tamborilea los dedos sobre ella puede oír su repicar de objeto vacío. Es el momento de la fe, de creer en la humanidad, de olvidar que existen aprovechados que no pagan el trabajo desempeñado. Ella decide creer, mete la cartilla en el bolso y callejea hasta las mismísimas puertas de la delegación de Dios en su ciudad: la iglesia. Se introduce sinuosa, reptante como la serpiente de Eva con afán de confesión y arrepentimiento. –No quiero seguir pecando –balbucean sus labios contritos. Una vez dentro, puede elegir. Los bancos son aparcamientos para los traseros católicos má