'Arrójame a los lobos', de Ester León: cuando los tesoros se leen



Hoy toca quitarse el sombrero, el cuero cabelludo o lo que se tenga ante la joven escritora que ha debutado con una primera novela que me ha tenido embelesada durante un fin de semana de ensimismamiento lector. 

Me encanta extasiarme ante una prosa de esas que se pueden tildar de deslumbrantes, con unos personajes que te crees de cabo a rabo... y, por supuesto, un argumento que crece y crece como una onda expansiva hasta reventar las costuras de todo lo que creías que iba a pasar.

Así es 'Arrójame a los lobos', de Ester León, una escritora muy joven que tiene la suerte de tener adosado a su nombre una de las más bellas ciudades de España. ¿Qué más se le puede pedir? Pues que sepa hilar con estilo, cultivar un sembrado de metáforas alucinantes y sofisticados giros argumentales en una novela que, sinceramente, me ha dejado patidifusa.

Lo mejor es que Ester es muy joven, nació en 1996, y esta primera novela que 'arroja' al mundo, y a los lobos, es todo un desparpajo de imaginación y estilo que augura todo un carrerón literario si persiste en ello. Estoy segura de que anda servida de todo lo necesario para medrar en este mundillo. 

Todo empieza con una amnésica Lea Noboa, incapaz de recordar el más nimio detalle acerca de su vida, pero ello no es óbice para empezar a rescartar recuerdos sorprendentes de su averiada memoria. 

Y como no quiero incurrir en una verborra 'espoiler', pero inocente, atajo aquí mi opinión acerca de este hallazgo publicado por Editorial Titanium en plena era pandémica y que se termina con la sensación de haber hallado un tesoro entre la pila de novedades literarias. Reto a cualquiera a rebatir cada una de mis empalagosas frases de halago. Ya le adelanto que fracasará.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA COMBINACIÓN PERFECTA

Dostoievski despanzurrado

LA VENA QUIJOTESCA