Mary Karr, una iluminada de la palabra

Yo recomiendo a todos aquellos escritores y aspirantes a ello a que cuando su prosa languidezca se tomen un rápido reconstituyente como los que fabrica Mary Karr. Se puede tomar cualquiera de las tres novelas de esta autora que pululan por las librerías pues el trío (El club de los mentirosos, Iluminada o La Flor) ha demostrado con creces que puede arrasar con cualquier amago mustio que comience a asomar por nuestras letras. 

Pero who is Mary Karr? Pues la Karr, como la llaman con mucha campechanía sus editores en España (Periférica y Errata) es una mujer de armas tomar, texana y sexuagenaria que no dudó en batirse en duelo con sus adicciones. En concreto, el alcohol que parecieron inocularle en vena tanto su madre como su padre. Y es capaz de batirse y, por supuesto, salir airosa del trance a pesar de los pesares (que acudieron en tropel a lo largo de su juventud hasta que su talento y, sobre todo, el amor por su hijo la rehabilitaron). 

Es cierto que la Karr no nos ofrece en ninguna de sus novelas ninguna historia ajena a su vida, pues bebe de ella para nutrir sus novelas y éstas se robustecen hasta noquear al mismo Henry Miller. Otro autor que decidió convertirse en el prota absoluto de sus libros. Lo cierto es que la aventura literaria le salió estupendamente y Mary parece seguir al dedillo la senda de este estadounidense cuyos Trópicos son un gustazo. 

A mí me han dado ganas como a la Karr a ponerme a rezar a las deidades que supervisan todo desde su Olimpo, Valhalla o Cielito lindo, lo que sea, todo lo que se cuece aquí abajo y que, al parecer, también la ayudaron a 'desenpinar' el codo. 

En cualquier caso, Mary hila su historia con un rigor descarnado y con una poesía que se cuela por los poros de la piel del lector para dejarle anonadado con todas las maravillas que se pueden tejer con palabras. 

Esta señora tiene un don que no logró ver reconocido hasta que fondeó en los cuarenta años. Una edad que muchos miran con recelo pero que a ella le procuró toda la paz del mundo. Eso sí, espero que ya haya encontrado un buen novio.

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA COMBINACIÓN PERFECTA

Dostoievski despanzurrado

LA CONTRARRELOJ DE LA ESCRITORA